UA-38423070-2

sábado, 22 de junio de 2013

Huid de ciertos médicos


En mi libro Mi maternidad asistida cuento cómo al ir con toda mi ilusión y mis nervios a mi primera cita con un médico de reproducción asistida, me encontré con un ser arrogante, que se permitió darme clases de moral y que remató con que si me daba cuenta de que tener un hijo era un handicap para encontrar pareja.

En estos años, algunas otras MSPE que fuí conociendo me contaron cómo se habían encontrado médicos que lo único que hicieron era ponerles problemas.

Un poco después de nacer Rodrigo, una amiga de una amiga quiso empezar el proceso ella sola, pero al hacerse los análisis salió mal su FSH y su estupendo médico le dijo: ¡Hasta aquí hemos llegado! ( debió ver el cielo abierto para no atender a una mujer sola) y ella lo dejó. 

Hace un par de meses hubo un mal entendido con una clínica y como les conozco mucho, me puse en contacto con ellos para aclararlo y se arregló.

Pero ayer llega a mis oídos un nuevo caso: médico que a la solicitud de información sobre adopción de embriones de una mujer sola le dice  que no tienen embriones adoptables para nosotras por que las parejas no quieren que sus embriones acaben en un hogar monoparental. 

Aquí hay varias cosas: ¿hay parejas que cuando donan se plantean eso? Digamos qué hay alguna y lo pide. Su obligación como médico es decirle que la selección de receptores la hacen ellos y la mujer o pareja que donó no puede saber absolutamente nada.

Esto no es Estados Unidos donde en algunos sitios es casi como una adopción y los donantes han de aprobar a los receptores.
¿O es que ellos les dejan decidir? 
Hay un tufo a médico retrogrado anti madres sin pareja que hecha para atrás.


Huid como de la peste de estos médicos paternalistas que se permiten hablaros sin el respeto que cualquier paciente mujer se merece, emparejada o no.
Bastante tenemos con el miedo que llevamos incorporado cuando empezamos como para aguantar a este gente.  

Uffff, es que me ha quemado la historia.

Afortunadamente otros muchos médicos y clínicas son conscientes del cambio social, nos apoyan  e incluso le interesamos como modelo familiar en crecimiento. Si no fuera por ellos, aquí seguíamos,¡en los 70! 
Bueno y por nosotras, que damos más guerra... ja, ja


¿Tienes alguna mala experiencia para compartir? ¡No te calles!



Imagen cortesía de Ambro / FreeDigitalPhotos.net

2 comentarios:

M J dijo...

Cuando decidí tener a mi niña sin pareja, fui a mi médico de familia para que me mandara las analíticas y ahorrarme unos dinerillos, cuando le dije para que eran me miró y me dijo: pero tu ya tienes un hijo no? entonces para que quieres otro?
Como si fuera algo raro tener mas de un hijo!!!!

Eva María Bernal dijo...

Aggggg, lo que digo a veces... Falta tomarnos como una familia más, no como un individuo con hijo...

Publicar un comentario

 
Diseño © BlogDesign.es