UA-38423070-2

martes, 22 de septiembre de 2009

Ritual para Eva

Quisiera hablar de este bebé. Este bebé que se convierte en mi embrión nº... no nacido... Este bebé que se quedó y creció, pero en el lugar equivocado. Que si se hubiera quedado donde le dejaron hoy podría tener ocho semanas y estar ya latiendo...
Tras tantas transferencias de embriones de FIV, llega uno que parece que se quiere quedar y se mueve hacia otro sitio… ¿Por qué?
A este bebé lo voy a llamar Eva, que iba a nacer en Mayo y que a mi me daba miedo tener a una Tauro para mi solita. Nunca le he puesto nombre a mis bebés que no nacieron, pero en esta ocasión si quiero hacerlo pues me da la sensación de que voy a negármelo más que a ninguno. Quiero decir que me cuesta sentir que he perdido un bebé, quizás porque desde el principio algo iba raro y no sabíamos qué y yo no me permitía conectarme bien con ella porque no me la imaginaba dentro; la deseaba, la anhelaba, pero no me lo creía… desde el principio.
De hecho, desde que en la clínica me la enseñaron antes de transferirla hubo algo que no me gustó; había algo cetrino en esa imagen de mi embrioncillo Eva.
En este embarazo he tenido más síntomas que nunca, no sé si provocados por ser ectópico o porque si. Y eso me hacía estar contenta: cuando a las cinco semanas ya tuve que ir a urgencias por los dolores y no vieron nada en el útero, pues yo quise creer en lo que me dijeron allí: que de ese tiempo podía verse algo o no, así es que mis naúseas, mis mareos, mis venas en el pecho, mi estar como flotando, me decían que sí que estaba allí, que tranquila,que quizás iba despacio, pero iba...
¡Madre mía!… y mi útero vacío, sobrealimentado de estradiol y progesterona, mantenido así, en un tiempo muerto, convertido en un espacio absurdo, precioso , pero para nadie.
Eva había buscado otro espacio para crecer.
El sitio incorrecto, pero el sitio que ella creyó era el suyo.
Es mi pequeña Eva Lavandeira, esa niña que en Galicia se salió del coche de su padre en un bosque y la encontraron muerta al cabo de unos días con las manitas debajo de la cara como una almohada, como si se hubiera echado a dormir.
Pues así se fue Eva, a dormir a un sitio que no era el suyo, a una trompa; allí se acurrucó y creció hasta que el 5 se Septiembre de 2009 ese sitio se rompió y se la llevó por delante.
A mi me ha dejado como un pollito desangelado y huérfano, frágil. Me ha dejado un entuerto de sentimientos en los que se mezclan la rabia, la pena, el cabreo, la culpa . Necesito encontrarle un sentido a lo que ha pasado, pensar que porque sí, es demasiado doloroso, aunque buscándolo siento que necesito una justificación que puede que no exista. ¿Por qué un embrión que no tiene movilidad (hacia arriba) se mueve ascendentemente?¿Qué tengo que ver?

12 comentarios:

Paz dijo...

Ay...

Haces muy bien en darle ese lugar y ese ritual a tu Eva.

Date tiempo, daos tiempo. Vive el duelo de la forma más consciente que puedas, que ya lo estás haciendo, y ya sabes que Eva vivirá en ti para siempre, venga quien venga después.

La lectura de "La cuna vacía" suele hacer bien, por si te interesa.

Y, si me permites, como doula y como cyber-compañera, te comparto este escrito que no hace mucho escribí para un caso similar y que quizá pueda servirte:

"La fortaleza y sabiduría recubren nuestro corazón, conmoviéndonos hasta el infinito… sumergiéndonos conjuntamente, unidas, en ese llanto que parece venir a sanarnos.
Y sanaremos, lo haremos por ese motivo por el que las cosas suceden así, por esa razón por la que hay seres que vienen a llenarnos de luz sin avisarnos de que su visita será fugaz... efímera. Trataremos de no reparar en ello. No repararemos en las trayectorias inesperadas ni en los ritmos descompensados. Tampoco en el tiempo de la estancia, sino en el motivo de la llegada: completarnos para siempre.
Se acerca la hora de que nuestras almas se fusionen y sintamos al fin la seguridad que nos ofrecen las estrellas... cuando las mariposas revolotean en nuestro interior por la incertidumbre que nos genera no saber hacia dónde nos dirigimos."

Hazlo todo lo tuyo que necesites en estos momentos.

Un abrazo sincero y regenerador.

Paz

. dijo...

Hola,Paz:
Muchas gracias por tus palabras...y por el acompañamiento...Justo el Lunes me llegó el libro!Ya he empezado a leerlo...
Una cosilla ...de que foro eres? de SUA o de MSPE?
Besos
Eva

Anónimo dijo...

Eva, yo te siento tan optimista, siempre con ese ánimo arriba, con esa ilusión siempre en lo alto aunque sea por las cosas pequeñas del día a día, que lógicamente te salió un embrioncillo volador. Ojalá el próximo también lo sea, pero no despliegue las alas hasta pasados 9 meses.

Besos

Ushi-MSPE

Paz dijo...

De nada, a ti por compartir algo tan íntimo que a la vez ayuda al apoyo colectivo.

Pues creo recordar que llegué a ti por blogs de homoparentalidad, y yo tengo varios: www.princesascaramelo.blogspot.com, www.pazdoula.blogspot.com y www.cuentosdepaz.blogspot.com

A veces participo en los foros de Criar con el Corazón o Crianza Natural. Y conozco a alguna mspe de Valencia. Yo misma iba a serlo antes de conocer a Cris.

Otro abrazo y sigue sacando lo mejor de la lectura.

Paz

. dijo...

Ushi! qu´e bonito lo de...te salió un embrioncillo volador...y tú me hablas de optimismo?Tú lo llevas en lso genes...por cierto...lo del hatching son unos 300 e no es mucho...

paz, gracias de nuevo...

Mónica Alvarez dijo...

Hola Eva. Gracias por mostrar tu cariño por este embrión y por hacer de la pérdida algo natural y cotidiano a lo que hay que enfrentarse con naturalidad y con toda la fuerza, amor, sabiduría del mundo. Que los regalos que te ha dejado esta hija te llenen y te devuelvan la paz. Un abrazo muy fuerte!

Mulier dijo...

Un beso muy fuerte para Eva y su valiente mamá!!!

Miel dijo...

Hola preciosa!!!

A veces, levanto el vuelo y me voy con mi hijo, viajo hasta llegar donde él está, le acarício, le acomodo entre mis brazos, le canto, le beso,... nadie me puede quitar eso porque me pertenece.

Tu dulce Eva... Pensar y soñar... , esa libertad es maravillosa! uno puede pensar lo que quiera, y soñando, lo más doloroso se vuelve menos: voy a soñar un poco y soñaré que tu embrioncito Eva se sentía muy a gusto donde se ubicó, voy a soñar que ascendió para estar más cerquita dé tu corazón luchador, dulce y lleno de amor, voy a soñar que no pasó porque sí, que pasó para que le pusieras éste nombre y le recordaras como alguien especial que con los síntomas te decía que estaba allí, y tu le escuchaste atentamente, alguien que marcó la diferencia, que escogió.

Muy bonito, el nombre, muy acertado, muy tuyo y suyo!!

Besotes guapísima!!! un achuchón enorme!!! permítete soñar las respuestas a tus preguntas.

Tu galli Marta

Saridge dijo...

Vaya... :'(

Me acabo de enterar, vengo de ACC. Y yo que estaba muy contenta por ti, ¡qué alegría cuando lo supe en Tiavea!

Un abrazo muy fuerte, Eva, por desgracia, sé cómo te sientes. Eres muy fuerte por vivirlo tan conscientemente.

Nos vemos pronto :-*.

Anónimo dijo...

que precioso relato niña... Eres tan valiente! Supongo que mucha de esa valentia te la da Rodrigo, algun dia se lo contarás, y espero estar cerca para contarselo a tus hijos y los mios.
Ojala lleguen, de un embrioncito congelado que decida no separarse nunca de nosotras.
Un abrazo enorme, Carmen (lunicalunera)

Anónimo dijo...

Hola guapísima,
Cómo lo siento, espero que el dolor, tanto físico como emocional, vayan aliviándose poco a poco, con tu pichón y tooodas tus amigas a tu lado.
Un besazo fuerte.
Lucía.

anta dijo...

Hola a las dos Evas.

y digo esto porque alguién solo muere cuando se le olvida y en cambio tú le has dado su lugar, un bonito lugar y además tú nombre, el nombre de su mama. Ojala se hiciera así en todos los casos y con el sentimiento que manifiestas. Eva voladora, soñadora en el más allá, luchadora a contracorriente...
Un besazo Eva y felicidades por tu relato.

Ana

Publicar un comentario

 
Diseño © BlogDesign.es